fbpx

Por: Lic. Antonela Blanco

Los casos de depresión y ansiedad aumentaron una media de 25% en el mundo en 2020 a causa de la pandemia, de acuerdo con un estudio publicado por la revista científica The Lancet.

 

La aparición de la pandemia de COVID-19 ha planteado muchas preguntas sobre los efectos resultantes en la salud mental a través de sus efectos psicológicos directos y consecuencias económicas y sociales a largo plazo.

Además de los efectos directos del COVID-19, la pandemia ha creado un entorno en el que también se ven afectados muchos determinantes de la salud mental. Las restricciones sociales, los cierres de escuelas y negocios, la pérdida de medios de vida, la disminución de la actividad económica y el cambio de prioridades de los gobiernos en su intento de controlar los brotes de la enfermedad tienen el potencial de afectar sustancialmente la salud mental de la población.

Esto aumentó la necesidad de evaluar cómo afectan estos factores en la salud mental de la población. El estudio publicado por The Lancet evaluó el impacto de la pandemia en los problemas depresivos clínicos y la ansiedad, divididos por edad, sexo y localización, en 204 países y territorios en 2020.

Las conclusiones son devastadoras: se calcula que el contexto epidémico aumentó en 129 millones los casos de estos trastornos en 2020, un crecimiento de un 25%. Se produjeron 53,2 millones de casos más de depresión severa, lo que supone un incremento de un 27,6%, y 76,2 millones de ansiedad (un 25% más).

El documento destaca, además, que las mujeres se vieron más afectadas que los hombres, y los más jóvenes más que los ancianos. “La pandemia de Covid-19 exacerbó las numerosas desigualdades existentes y los determinantes sociales de la enfermedad mental. Desgraciadamente, por numerosas razones, las mujeres se veían más afectadas por las consecuencias sociales y económicas de esta pandemia”, dijo la coautora Alize Ferrari.

Los científicos insisten en que se trata de una aproximación que subraya una necesidad urgente de fortalecer los sistemas de salud. La dimensión de la expansión de los trastornos en época pandémica es aún “desconocida”. En el momento de la elaboración del estudio (entre enero de 2020 y enero de 2021) la pandemia seguía activa. Los expertos anticipan más diagnósticos en el futuro cercano de trastornos de estrés postraumático.

La Organización Mundial de la Salud urge a todos los países a invertir en salud mental. En este sentido, Tedros Adhanom, el director general de la OMS, remarcó: “No hay salud sin salud mental”.

Link para acceder al estudio publicado: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)02143-7/fulltext

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this